Claves para combatir el grooming en las escuelas

¿Qué es el grooming?

Cuando un adulto contacta a un menor de edad, a través de internet, mediante la manipulación o el engaño, y ocultando la condición de adulto; de esta forma logra que el niño o niña realicen acciones de índole sexual.  Se puede dar a través de cualquier medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chats, páginas de juegos en línea, entre otros soportes.  De esta forma se limita el entorno digital, generándose una fluctuación de información unidireccional como el envío de fotos íntimas o la grabación de contenidos privados en la cámara web. A través de este medio el menor podría sufrir traumas psicológicos como ser víctima de la manipulación y las consecuencias sobre la privacidad en caso de que dichos contenidos sean publicados.  La última etapa del grooming es el encuentro cara a cara en donde las consecuencias podrían ser de carácter físico pudiendo llegar incluso al abuso sexual.

El artículo 131 del Código Penal castiga con prisión de 6 meses a 4 años a quien, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.

Hablar con los alumnos/as es la clave

Bettina Esteban, Psicóloga e integrante del Programa Las Victimas contra las Violencia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación asegura que los estudiantes transcurren la mayor parte del tiempo en internet y sociabilizan a través de las redes sociales.  Ante esta situación la especialista sostiene que los docentes deberían estar atentos en primera instancia a lo que hacen los menores mientras interactúan en internet. Es recomendable no negarles el acceso a internet para conocer el trafico frecuente de los niños/as sin invadir su privacidad. Por otro lado, Bettina Esteban sostiene que el docente debe trabajar desde la Educación Sexual Integral, ya que estamos hablando de un delito sexual que es el principal componente sexual detrás de la información que fluctúa en los espacios virtuales.   La recomendación para padres y docentes frente a los niños/as tiene que ver con el compromiso de enseñar el uso adecuado de las herramientas tecnológicas. En muchas ocasiones a los padres y/o docentes les genera ansiedad las limitaciones que tienen respecto del uso de las nuevas tecnologías sin embargo es importante pensar que por más que un adulto no sepa de tecnología siempre va a saber como cuidar a un chico, todo pasa por una cuestión de abrir espacios de diálogo y participación para frenar estas problemáticas manifestó la especialista.

Bettina Esteban considera que es necesario que las escuelas cuenten con gabinetes tecnológicos y/o aulas de computación para poner en cuestión problemáticas tan importantes como el grooming, la presencia de la escuela en la vida de los niños/as es vital ya que enseña e incorpora un puente que permite el diálogo permanente con los chicos, alimentando una cultura participativa.

 

¿Cómo realizar una denuncia ante un caso de grooming en el aula?

La especialista sostiene que no hay un protocolo concreto, pero si es preciso en primer lugar contener a la víctima que seguro estará temerosa, experimentará síntomas de culpabilidad. En ese caso las medidas que deberá tomar la institución será acompañar a los padres e instarlos a hacer la denuncia correspondiente.  El tema es que hay que guardar el material, la prueba (chats, videos, fotos, etc.) y actuar de inmediato. Lo que se hace por lo general es comunicarse a la línea gratuita 0800-222-1717 o mandar un mail a través de equiponinas@jus.gov.ar  ratifica la psicóloga.  El servicio de atención que proporciona el Equipo Niñ@s funciona las 24 hs durante los 365 días en todo el país. Desde las oficinas ubicadas en Buenos Aires a través de las llamadas telefónicas o mail se reciben las denuncias, luego al analizar caso por caso se procede a resguardar todo tipo de prueba.  Esteban recomienda no apagar el dispositivo electrónico, no modificar, ni alterar ni realizar ninguna configuración del dispositivo hasta realizar la denuncia. Lo ideal es tratar de documentar y guardar toda evidencia. Luego la oficina del Equipo Niñ@s se encarga de monitorear y comunicarse con una comisaria de la zona que tome la denuncia. Luego que se confirme la denuncia.

Para contactarse con la oficina del equipo  Niñ@s:

Línea gratuita 0800.222.1717

Mail: equiponinas@jus.gov.ar

Conocé algunas campañas de concientización ver aquí:

Mirá este video te sorprenderá el final:

   

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *